Solar-Powered Mushrooms

Hongos que funcionan con energía solar

Vitamina D2 hecha deliciosa

En los últimos años, la práctica de que las setas "tomen el sol" ha ganado popularidad tanto entre los entusiastas de la salud como entre los expertos culinarios. Este método único no sólo mejora el sabor de estos hongos sino que también aumenta significativamente su contenido de vitamina D2, ofreciendo una forma novedosa de incorporar nutrientes esenciales a nuestra dieta.

¿Qué son las setas que "toman el sol"?

Los hongos que toman el sol son hongos comestibles normales que han estado expuestos a la luz solar. Esta exposición desencadena un proceso natural en el que los hongos sintetizan vitamina D2, de forma muy parecida a como la piel humana produce vitamina D cuando se expone al sol.

Por qué es importante la vitamina D2

La vitamina D es crucial para mantener huesos y dientes sanos, apoyando el sistema inmunológico, el cerebro y el sistema nervioso. También regula los niveles de insulina y ayuda en el control de la diabetes. Mientras que la vitamina D3 se obtiene predominantemente de fuentes animales, la vitamina D2 procedente de los hongos ofrece una valiosa alternativa para vegetarianos y veganos.

Cómo hacer que las setas "tomen el sol" 

Elige los hongos adecuados: casi cualquier hongo comestible se puede tomar al sol, pero las opciones populares incluyen shiitake, champiñón y portobello.

Limpia suavemente: Quita la suciedad de los champiñones. Evita lavarlos ya que absorben agua.

Exposición solar: Coloca las setas bajo la luz solar directa. El mejor momento es el mediodía, cuando los rayos ultravioleta del sol son más fuertes.

Duración: Es suficiente con exponer las setas a la luz solar durante unas 2 horas. El lado branquial debe mirar hacia arriba para absorber más rayos.

Almacenamiento: Después de tomar el sol, las setas se pueden guardar en el frigorífico.

Incorporar setas que han sido bañadas por el sol en tu alimentación es una forma sencilla y eficaz de aumentar la ingesta de vitamina D2, especialmente para quienes siguen dietas basadas en plantas. Este método, respaldado tanto por la ciencia como por la innovación culinaria, aporta un toque saludable a tus comidas y muestra la versatilidad de los hongos en nuestra dieta.

Entonces, la próxima vez que estés en la cocina, ¿por qué no pruebas los champiñones que han sido bañados por el sol y disfrutas de sus beneficios nutricionales y sabor?

Comentar

Tenga en cuenta, los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.

NUESTRA COLECCIÓN